El Licensing es un circo de 3 pistas.

Yo siempre he sido un gran fan del talento de la gente que conforma la industria naranja. Cada vez que he tenido la oportunidad de conocer a un creativo, ya sea diseñador, ilustrador, animador o productor de videojuegos, me maravillo de pensar todo lo que se podría hacer en temas de Licensing.  

Luego de lo anterior, me fijo en lo que está en el mercado… Lo analizo y trato de encontrar cuáles son sus fortalezas, sus aciertos y también sus debilidades. Con el paso de los años, he sido capaz de identificar las características que más se repiten en los proyectos que la rompen en el mercado y no es ningún secreto, así que lo expondré a continuación.

PELÍCULA: Ya sea animada o no, una película es uno de los principales detonadores para lanzar una licencia al mercado. Es importante señalar que no todas las películas activan la increíble maquinaría del Licensing y el Merchandising. Empresas como Disney saben que no pueden activar todo el tiempo ese gran armatoste publicitario. Existen casos en los que ellos se equivocan, pero en el 90% de las veces tienen identificado cuál será su siguiente Blockbuster y apuestan a ello. Saben que una vez que inicien con su trabajo, es cosa de tiempo para tener un programa de licencias exitoso por algunos meses en el mercado. ¿Y qué pasa después? El consumidor decide… Esa es la razón por la que ya no encuentras nada en el mercado de Bichos, Los Increíbles, Wall-E, Onward o Up, pero aún es fácil encontrar un montón de artículos de Toy Story, Cars o Frozen.

La realidad es que ni siquiera el más grande estudio mexicano, con una propiedad mexicana, podría siquiera soñar con tener la tracción que una de las grandes empresas del entretenimiento en el mundo logra con sus producciones. Así que si este es tu caso (y a los niveles de México estoy hablando de empresas como Huevo Cartoon) esta sería su oportunidad para poder hacer algo en la industria del Licensing en México… Desgraciadamente, ellos ya transitaron por ahí con la misma propiedad que siguen explotando en las salas de cine y realmente no le han puesto el foco a esta industria que en un inicio los catapultó a la fama a través de otro medio bien interesante que detallaremos más tarde.

SERIE DE TV: Otra de las cosas que pueden hacer que la gente conozca a un personaje (que exista tracción en el mercado, que exista el awareness suficiente) es tener una serie de TV, ya sea de Licve Action o de Animación. Puede ser mucho más barato que hacer un Blockbuster, sin embargo normalmente implica temporadas o episodios que pueden ser de 10 a 24 y con una duración media de entre 16 y 25 minutos, que igualmente cuesta muchísimo dinero producir.

Al tener un programa de esta naturaleza en la programación de un canal de TV abierta o de paga, el target empieza a verlos de manera regular y empieza adoptarlos a su estilo de vida… Llegando ahí, estamos a un paso de que vayan a la tienda y quieran comprar cualquier cosa en la que dichos personajes aparezcan.

WEBISODIOS, INFLUENCERS, YOUTUBERS: El fenómeno que ha estado aconteciendo recientemente (2 o 3 años) y del que la industria se ha estado agarrando fuertemente desde entonces, tiene que ver con las celebridades que salen de la fila de los anónimos…Así de pronto Rafa, Leslie y Karen se convierten de personajes anónimos en figuras públicas a través de la constante generación de contenido y la creación de una base de fans que empiezan a seguirlos y a colocarlos en esta palestra de influencers, famosos o celebridades de internet, que si bien en la década pasada demostraron una y otra vez no tener lo suficiente para generar tracción que pueda vincularlos a un producto, en esta década sin lugar a dudas será su década, porque cada vez es más la gente (especialmente después de la pandemia) que ha adoptado estas apps como su forma principal de entretenimiento y por lo tanto, los ha incorporado de manera “natural” a su estilo de vida.

PLATAFORMAS DE STREAMING: Muy parecidas a las series de TV, los conceptos que llegan a las plataformas de streaming son otra forma de ser relevantes o generar esta tracción con la audiencia de determinado país, sin embargo el producir para ellos no siempre es tan fácil de financiar y aún existe el tema de saber qué es lo que implica el contrato muy particular que puedas firmar con ellos en términos de saber quién es el dueño de la propiedad intelectual y/o los derechos de la comercialización del merchandising en caso de existir.   

¿Vas viendo cuales son los semilleros en los que nacen estas iniciativas que tienen tracción en el mercado? ¿Qué tan fácil crees que sea llegar ahí? Si tienes oportunidad de hacerlo, pégale muy duro, porque seguramente lo puedes lograr, simplemente quiero que ¡No pierdas la brújula!

Hoy en día, los talentos mexicanos en el área de la animación (por ejemplo) llegaron al nivel ya no de soñar, sino de poder presumir el participar en cortos, películas y series de Disney… El LinkedIn está lleno de estos ejemplos… ¡y qué bueno! Seguramente será un sueño cumplido, una validación de parte de un tercero que diga que tu calidad es suficiente y bastante como para poder participar en esta clase de producciones, pero no dejas de ser el maquilador de la propiedad intelectual de alguien más… ¡Ya trabajaste con ellos! ¿Y luego? Seguramente firmaste contratos con clausulas super duras, confidencialidad, no competencia y un montón de otras cosas que probablemente dejaste de ver por la brillante luz de poder colaborar con una compañía de este calado. ¡Super bien! Pero no pierdas la brújula. Si eres animador, ilustrador o creativo, toma en cuenta que tú eres la materia prima con la que estas grandes corporaciones hacen exactamente lo que tanto admiras y que por ende no existiría una razón por la que no puedas hacerlo en lo propio.

¿Entonces? ¿Pa’ donde jalo? Esa es justamente la cuestión estimado y talentosísimo miembro de la industria naranja de México, empieza a edificar sobre tu talento… Sin importar si eres un individuo o una empresa, empieza a crear la estructura y las bases para que ese  material del que tú si eres propietario, empiece a crecer y a generar una pequeña tracción en el mercado. Estoy completamente seguro que si durante los últimos años te has sumado a iniciativas como Inktober, podrás hacer lo mismo por tus propios proyectos. Empújalos, sácalos adelante, promuévelos y estoy completamente seguro que en el mediano plazo, podrías incluso poder vivir de ellos… ¡Lo único que falta es una guía! ¡El talento ya lo tienes! Y eso es justo lo más desesperante de una incipiente industria creativa que en la mayoría de los casos no tiene mucha idea de qué sigue después de alcanzar los grandes hitos que tiene para su quehacer profesional. Ya lo decía una reconocida ilustradora mexicana que cito, ni siquiera textualmente… “Me di cuenta que juntarme a hacer monitos los miércoles con mis amigos de la universidad, no me iba a pagar la comida”.

¿Entonces? A mí me parece que el Licensing es un circo de tres pistas. Pudiste haber creado el concepto MÁS CHINGON que podrás tener en tu vida hace 2 o 3 años, pero si lo tienes guardado en un cajón, las posibilidades de que se convierta en un éxito son CERO. Pero si lo sacas, lo subes a las redes, le metes la ficha, le pagas una pautita a la semana, empiezas a crear una fan base, empiezas a crear tus propios artículos para que se pague la pauta y le das cariñito, tarde que temprano (sin que descuides tu actividad principal) te va a empezar a dejar dinero. Tienes que crear un SISTEMA, no aventar toda la carne al asador y lanzarte a lo borras… ¡No! Pian pianito, poco a poquito, como si de una pieza de madera tallada a mano se tratara, métele talento, esfuerzo, tiempo y conseguirás una extraordinaria pieza única de la que te sentirás muy orgulloso… O deja el tronco de madera en el cajón, en donde seguramente sólo acumulará polvo y quedará en el olvido.

¿Te fijas? Ya hiciste lo más importante. El material con el que están hechos los sueños…Es un gran momento para activar la segunda pista y comenzar el segundo acto, dejar que el tiempo haga lo suyo, perfeccionarlo y cuando llegue el momento activar la tercer pista… ¡La de la comercialización! Pero esa la platicamos después, ya que estés dispuesto a activar las dos primeras pistas… ¡Si se puede! No tienes porque ser Disney Pixar, Star Wars, Nickelodeon, Cartoon Network o Discovery Communications. ¡Enfócate! ¡Estoy 100% Seguro que puedes lograrlo!

¡Hasta la próxima oportunidad que tengamos de encontrarnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.