El Licensing y el cambio de hábitos en el consumidor.

La forma en la que las propiedades llegaban al mercado de manera tradicional ha sufrido un revés importante “gracias” a la pandemia del COVID-19 y es que hace apenas unos años, en nuestro país la forma de adquirir productos era aún la convencional, la tradicional, la que implicaba ir a las tiendas, elegir nuestros productos y regresar a casa con ellos. Esa experiencia de compra, que hacía que millones de personas en el mundo tuvieran la sensación de ser más felices por unos minutos (La experiencia de llevar el producto del carrito de compras a la caja registradora y de ahí a la bolsa en donde ya lo haces tuyo) ha cambiado a unos pocos clics, desde la comodidad de tu casa. Los hábitos de consumo de las personas han cambiado radicalmente gracias a los Marketplaces como Amazon, MercadoLibre, Linio, etc. que nos permiten obtener cualquier cosa que deseemos, en cuestión de minutos, sin tener que estar recorriendo tiendas físicas o cualquier esfuerzo adicional. Ahora sólo seleccionamos, damos algunos clics y en el mejor de los casos, en 24 horas ya tendrás el producto que te imagines en la puerta de tu casa. Y entonces ¿Dónde quedan las tiendas departamentales y de autoservicios en este nuevo habito de los consumidores? Bueno, algunas de ellas tienen sus propios e-commerces, en donde los consumidores más fieles a esta clase de establecimientos aun pueden realizar las compras de sus productos a través de los medios electrónicos. Pero seamos honestos ¿qué es lo que prefieren las nuevas generaciones? ¿Recibir un paquete de Amazon a través de Fedex o DHL o que llegue una camionetita sin rotular con una bolsa del Walmart o CEDIS de Walmart más cercano? Todo forma parte de la experiencia de compra, abrir las cajitas de Amazon, con el producto que adquirimos y que viene de quién sabe dónde, se ha convertido en la nueva cajita feliz para los consumidores más jóvenes, que se identifican más con esta forma de compra, que con pedir sus productos de una tienda “más tradicional” y con una experiencia de compra igual de efectiva, pero “más pobre”. En ese contexto, es muy importante señalar que estamos experimentando, en una analogía que todos entenderán, lo que fue la llegada de Netflix, Amazon Prime, Disney Plus, Paramount Plus, HBO Max (más los que se sigan sumando) a la TV abierta… ¡Una debacle! Esto es, nuevas opciones, en donde el consumidor tiene el control, el poder del ON DEMAND, de que no existan horarios predefinidos, el no tener que chutarse los comerciales, etc. Entonces, ahora que me cachaste la idea, lo que los gringos llaman el “Brick and Mortar Retails” (los canales tradicionales de venta) están muy probablemente a punto de cambiar para siempre y no volver a ser los mismos aún cuando termine la pandemia y regresemos a la nueva normalidad.

¿Pero que significa todo esto para las licencias mexicanas? (y en realidad para las del resto del mundo). Ante los cambios de hábitos del consumidor, la barrera que existía entre colocar un concepto creativo o licencia en un producto, para que, la empresa que quisiera ser tu socio comercial, lo fabricara y fuera a venderlo a Walmart, Liverpool, Palacio de Hierro, Sears, etc, etc. Ya no parece ser lo más importante. Y es que, cualquiera que tuviera una licencia de personajes, soñó con ver sus productos en el anaquel de una de estas tiendas ¿Quién no se imagino peleando los ganchos, el estante o cualquier otro método de exhibición con las grandes licencias en México? El simple hecho de colocar un solo SKU en estas tiendas, significaba algo digno de celebración, porque detrás del asunto había muchísimo trabajo, planeación y esfuerzo.

Ahora pregúntate… ¿Cuánto te cuesta subir productos a uno de estos Marketplaces de los que hablamos? ¡Menos de $10,000 pesos al año! ¿Cuál es la posibilidad de que al hacerlo tus productos aparezcan junto a las grandes licencias del mundo? ¿De llegar a millones de potenciales compradores? ¿Cómo va a saber el consumidor cuál es la propiedad que tiene más “ganchos” en el planograma de una tienda virtual? La posibilidad de venta en un Marketplace de esta naturaleza, si bien no democratiza la presencia de todos los actores, si hace que tus ventas no dependan directamente del área de compras de una tienda física con 150 unidades en el país.

Es importante señalar que esto no está pasando HOY mismo en México, que las tiendas tradicionales aún concentran ese musculo de distribución y que por ahora son “pocas” las empresas que están haciendo uso de estos canales digitales, si bien, es una tendencia que está empezando a ocurrir en nuestro país y que veremos los resultados en el mediano plazo. Por lo que es muy probable que veamos emerger un nuevo modelo de negocio dentro del Licensing como lo conocemos tradicionalmente para el 2H del 2022. ¿Algunas ideas? ¡Yo tengo varias en mente!

Gracias a todos por venir a leer una vez más el ÚNICO, ÚNICO, ÚNICO sitio de las Licencias en México, que tiene la misión de llevarte, de manera pública y desinteresada, los temas que podrán ayudarte a tomar las mejores decisiones, a abrirte nuevos horizontes, tomar acciones disruptivas y en el camino, encontrar un lugar dentro de la industria de las licencias en México, la más lúdica, disfrutable y apasionante industria en la que podrían estar. Hasta la próxima ocasión, en la que tengamos la oportunidad de encontrarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *